Consultas Frecuentes FAQ’s

 

¿Qué es mejor, hacer una preparación muy cargada de material o varias preparaciones diferentes con menos cantidad de material de la muestra?.

Una muestra muy cargada de material (plancton y detritos) dificulta la observación. Muchos organismos se localizan debajo de otros o entre masas de detritos que a veces impiden su identificación. Lo mas aconsejable es extraer una pequeña gota de la muestra, verterla sobre el cubreobjetos y según la densidad de material observado a simple vista, añadir con la pipeta Pasteur una cantidad adecuada de agua de mar para diluir y “limpiar” los organismos presentes en esa gota inicial. Con un poco de práctica se aprende a evaluar la cantidad de líquido adecuada para el tamaño del cubreobjetos.

 

¿Se puede utilizar algún colorante para microscopía que facilite la observación de las muestras?

Si. Pueden utilizarse colorante denominados “vitales” (utilizados habitualmente para coloraciones en vivo) como azul de metileno, rojo neutro, rosa de Bengala, etc., fáciles de adquirir y de preparar. Facilitan la identificación de organismos que estaban vivos en el momento del muestreo además de permitir la observación de algunos orgánulos celulares. Igualmente pueden utilizarse otros colorantes más complejos (carmines, hematoxilinas, etc.) que requieren métodos más sofisticados de preparación del colorante y de tinción. En cualquier caso, lo más delicado suele ser el proceso de lavado de la muestra, ya que muchos organismos del plancton de la muestra se pueden perder al efectuar estos procesos. Si se posee una centrífuga de laboratorio (incluso manual) pueden hacerse tinciones y lavados con facilidad utilizando un volumen global de muestra de plancton en vez de tinciones entre porta y cubreobjetos.

 

Una vez observado al microscopio el material de una preparación ¿ se puede devolver al frasco que contiene  la muestra original?

No es conveniente. El material que ha estado unas horas de observación al microsocopio ha estado sometido al calor del sistema de iluminación del microscopio, al peso y movimiento del cubreobjetos y a la evaporación , por tanto muchos organismos estarán deteriorados, con partes rotas, etc. por lo que devolverlos a la muestra inicial sólo logra disminuir la calidad de ésta para futuras observaciones. Por tanto se recomienda desechar ese material.

 

¿Cómo puedo cambiar la posición en que aparece un organismo en la preparación en fresco con el fin de observar mejor detalles que ayuden en su identificación?.

Si se observa un organismo determinado en una posición no adecuada para visualizar detalles necesarios para su identificación, puede cambiarse su posición, pasando a menor aumento (para no perderlo de vista en el campo de observación) y moviendo cuidadosamente el cubreobjetos con el mango de una aguja de disección, o bien añadiendo una pequeña gota de agua de mar en el borde más próximo del cubreobjetos. En ambos casos se producirán corrientes de fluidos que “arrastrarán” al organismo permitiendo observarlo en posiciones alternativas. Es importante tener en cuenta que el movimiento del cubreobjetos sólo debe hacerse si conserva una cantidad de líquido adecuada debajo de él y no está demasiado seco, ya que entonces se movería con mayor dificultad y además rompería gran cantidad de estructuras.

 

 

¿Cómo puedo seleccionar un determinado organismo observado en la lupa binocular (estereomicroscopio) para separarlo y observarlo a mayores aumentos al microscopio? .

Una vez identificado ese organismo bajo la lupa binocular, seleccionar un aumento adecuado para tener una buena visión del organismo, del campo de alrededor y una aceptable profundidad de campo y utilizar una pipeta Pasteur a la que previamente, mediante un mechero de alcohol, se le ha estirado y cortado su extremidad para que ofrezca un boca de entrada muy fina. Con paciencia, acercar esa boca al organismo y succionarlo. Depositarlo en un portaobjetos en el que previamente se ha depositado una pequeña gota de agua de mar. Antes de poner el cubreobjetos, asegurarse de que el organismo ha sido depositado observándolo bajo la lupa binocular o al microscopio a bajos aumentos. Colocar el cubreobjetos cuidadosamente evitando que el organismo quede fuera de él.

 

¿Cuánto tiempo puedo mantener una preparación en fresco para volver a ser observada al microscopio más tarde?.

Una preparación en fresco puede mantenerse largo tiempo (horas) en observación al microscopio si se evita la desecación por evaporación, añadiendo cada 10-15 minutos (dependiendo de la temperatura) agua de mar en el borde del cubreobjetos. Si se desea conservar esa preparación para una observación diferida, p. ej. al día siguiente, conviene crear una “cámara húmeda” para  mantenerla con un mínimo grado de vaporación. Esta “cámara húmeda” puede hacerse fácilmente con una cápsula Petri en la que se deposita una base de papel de celulosa, algodón hidrófilo o gomaespuma, empapadas en agua destilada y sobre un soporte cualquiera encima de esta superficie, se sitúa la preparación que se quiere conservar, tapándola a continuación con su tapa correspondiente. Mientras el grado de humedad de la cámara se mantenga, la preparación se conservará adecuadamente, incluso dos o tres días.

 

 ¿Es posible hacer alguna fotografía al microscopio de una manera rápida y sencilla?.

Con un microscopio convencional, mono o binocular es fácil realizar microfotografías con calidad muy aceptable utilizando una cámara digital compacta, la de un teléfono móvil o de una tablet, aprovechando la óptica afocal de estos dispositivos. Simplemente, una vez seleccionado y perfectamente enfocado en el microscopio el organismo a fotografiar, se aproxima al ocular la cámara del dispositivo a utilizar (la propia cámara compacta, la del teléfono o la de la tablet) hasta que se vea en la pantalla el organismo en cuestión. Hay que mantener el eje óptico del sistema microscopio- cámara, y la perpendicularidad, sólo hay que alejar o aproximar al ocular. Cuando aparece nítido y enfocado realizar el disparo. No importa que el organismo se vea encerrado en un círculo ya que es posible recortar y seleccionar la parte de la imagen a utilizar posteriormente con cualquier programa sencillo de retoque de imágenes, así como mejorar la imagen con cambios en brillo, contraste, balance de color etc. Con unos cuantos ensayos se alcanza la práctica suficiente para realizar microfotografías aceptables si no se poseen dispositivos de microfotografía específicos.

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© PlanktonicLife.com. Todos los derechos reservados.